Teoría del aprendizaje acumulativo

 

Tradicionalmente en cualquier proceso de enseñanza se sigue el camino de lo sencillo a lo complejo, dejando casi siempre a criterio del docente lo que se considera sencillo y cuando se considera adecuado pasar al siguiente nivel de dificultad.

La explicación de cómo un aprendizaje “sencillo” facilita otro más complejo no se dio si no hasta la aparición de la psicología asociacionista que explicaba que esta transferencia se da en la medida que las dos tareas tengan elementos comunes.

Esta teoría en un principio se estudió aplicando solamente dos o tres tareas y fue Robert Gagné quien la aplica en forma más rigurosa al currículo de la escuela.

m1+009[1]

En forma breve, establece que una tarea compleja se puede subdividir en tareas más sencillas y se puede ir realizando cada una de ellas “acumulando” el conocimiento para en un momento dado lograr realizar la tarea más compleja.

Las habilidades se ordenan en una llamada jerarquía de aprendizaje. Los siguientes esquemas muestran un par de ejemplos de cómo se puede realizar una jerarquía.

En el primer esquema se ilustran los pasos necesarios para resolver una ecuación de primer grado. El orden establecido puede variar de grupo en grupo y según la apreciación del docente pero en general cada tarea debe considerar qué necesita saber el educando para realizar dicha tarea adecuadamente. Por ejemplo, para poder agrupar términos semejantes, es necesario que sepa identificar los términos.Para poder reducir términos semejantes, es un requisito previo el poder realizar operaciones de números con signo.

Figura 1 - Pasos necesarios para resolver una ecuación
Figura 1 – Pasos necesarios para resolver una ecuación
Figura 2 - Pasos necesarios para resolver una ecuación
Figura 2 – Pasos necesarios para resolver una ecuación

¿Qué te pareció este post? Ayuda a mejorarlo con tus obervaciones