¿Qué es la Sociedad de la Información y el conocimiento?

 

¿Qué es entonces, la Sociedad de la Información? ¿Cómo definirla?

El rápido recorrido por las aproximaciones teóricas hacia el modelo de la Sociedad de la Información permite reiterar las afirmaciones del propio Bernard Miége en términos de la falta de trabajo teórico sólido en ese sentido, insuficiencia que ha hecho de la noción un término polisémico, una noción inacabada e incluso, si así puede decirse, un “término comodín”. Tal tarea resulta importante, asimismo, para orientar el diseño de las políticas públicas para el sector de las telecomunicaciones, el cual, como se señaló antes, constituye la base tecnológica y cultural para la construcción de la Sociedad de la Información y el Conocimiento .

Sociedad del Conocimiento
Sociedad del Conocimiento

No obstante, hoy en día, la Sociedad de la Información se perfila como un proyecto que, como lo ha señalado Manuel Castells, impulsado fundamentalmente por los países centrales e industrializados en mayor grado, resulta funcional para la restructuración del modo de producción capitalista, emprendida a partir de los ochenta, y que se apoya de manera relevante en los frutos de la revolución de la tecnología de la información para optimizar sus procesos económicos.

Ante tal evidencia, ciertamente, la noción de la Sociedad de la Información amerita ser replanteada teórica y empíricamente, en relación con la necesidad de reformular su proyecto, y frente a las nuevas articulaciones entre lo social, lo económico, lo político y lo comunicacional que se han registrado recientemente, que hoy la dejan ver como un concepto sesgado e inconcluso y por tanto, improcedente como base teórica para explicar el sentido de las evoluciones estructurales y procesos que están tomando curso. Sin embargo, las propuestas en este sentido son escasas, dada la prevalecencia de la vertiente que enfatiza los aspectos tecnológico económicos, como ya se ha mencionado antes.

Bajo tales consideraciones, de búsqueda de una definición lo más holística posible, y a partir de la breve revisión teórica realizada, desde la perspectiva de este trabajo, la Sociedad de la Información y del Conocimiento (SIC) puede entenderse como un orden social donde la comunicación se inserta y articula las actividades económicas, sociales y culturales, y donde la información, con un papel predominante, no sólo constituye una fuerza productiva, sino que se convierte en factor generador de valor, en el marco de una dinámica de participación y de intercambio de experiencias y saberes .

Ahora bien, como parte de la indispensable tarea de comprender la naturaleza y problemática de la Sociedad de la Información y el Conocimiento y realizar formulaciones teóricas y empíricas que se traduzcan en políticas públicas para construir esa nueva estructura social, este trabajo considera necesario, para su caracterización, tomar en cuenta los siguientes cinco aspectos o dimensiones:

a) La Sociedad de la Información y la Comunicación habrá de constituirse como una construcción social.

La comprensión del fenómeno de la SIC puede enriquecerse desde el mirador de una de las tradiciones sociológicas que han buscado explicar el desarrollo tecnológico y su apropiación cultural: la perspectiva interpretativa, que , desde el constructivismo social, puede ofrecer una valiosa posibilidad para el análisis de la problemática en la que, desde nuestro punto de vista, se inserta la SIC.

Para el constructivismo social, en sus nociones originales (Pinch, Bijker:1987), los grupos sociales dan sentido a la tecnología, que está sujeta a interpretaciones culturales y a modelajes sociales. El desarrollo tecnológico es así el espacio de constantes negociaciones y renegociaciones entre los grupos que modelan la tecnología. Desde esta visión del cambio y desarrollo de la tecnología, la SIC aparece como una construcción social, como un proyecto que, para poder ser objeto de apropiación de los grupos sociales, obligadamente habrá de conllevar la intervención de la sociedad en el sentido que el constructivismo concibe para tal proceso.

Ahora bien, la conceptualización de la SIC como construcción social que se asume en este trabajo incluye también, desde luego, la participación de la sociedad en el diseño y elección de las directrices que habrán de guiar su proyecto, es decir las políticas. De ello habrá de derivar la búsqueda de una mayor equidad en el acceso, uso y propiedad de las TIC’s, condiciones necesarias para el desarrollo y despliegue de la inteligencia colectiva.

b) La Sociedad de la Información y el Conocimiento como un proceso.

A contracorriente de la acepción más generalizada, que como se señaló antes, presenta a la Sociedad de la Información como un fenómeno de advenimiento, es necesario subrayar su condición de proceso de larga duración, y como tal, en curso actualmente a partir de lógicas sociales, económicas y políticas que requieren ensamblarse.

c) La construcción de la SIC como un espacio de trabajo interdisciplinario.

El entendimiento y construcción de la SIC requiere de la intervención de varias disciplinas, y no sólo de los enfoques técnicos y económicos que hasta ahora han prevalecido.

Para comprender a fondo la complejidad de los procesos que conlleva la SIC es necesario, tal como lo ha hecho notar B. Miége, un acercamiento plural e interdisciplinario, aproximación metodológicamente útil para revisar sus diferentes aristas . En este sentido pueden ser útiles los llamados estudios CTS (Ciencia, Tecnología y Sociedad) , que buscan reflejar, desde el ámbito académico, una nueva percepción de la ciencia, la tecnología y sus relaciones con la sociedad. Los CTS (también conocidos como “estudios sociales sobre ciencia y tecnología”) presentan una diversidad de enfoques distintos de las visiones tradicionales para entender dichos campos.

d) La Sociedad de la Información y el Conocimiento como un nuevo espacio de búsqueda de la hegemonía.

Es necesario introducir en el estudio y análisis de la nueva estructura social la discusión sobre la búsqueda de la hegemonía en el escenario de la Sociedad de la Información y el Conocimiento, pues las relaciones de poder que desplieguen los actores participantes y las estrategias que tomen para su construcción, vendrán a ser factor de influencia sobre la orientación que se dará a su desarrollo.

Desde nuestro punto de vista, para avanzar en ese sentido es preciso apoyarse en la economía política, perspectiva que, a partir del estudio de las coordenadas bajo las cuales se está poniendo en marcha la producción de bienes y servicios de la información y la comunicación, y proyectando su consumo, puede explicar los procesos y razones profundas que están guiando la construcción de la SIC y vislumbrar el rumbo que se imprima a ésta.

e) La SIC como objeto de estudio de las Ciencias de la Comunicación

Es necesario revisar, desde el conocimiento acumulado por las Ciencias de la Comunicación, los procesos y fenómenos que en este plano conlleva la SIC, para desarrollar un enfoque particular y conocer el funcionamiento de los diversos actores en tal estructura social.

Así, es necesario esclarecer la naturaleza de la Sociedad de la Información y el Conocimiento como concepto teórico. Se requiere asimismo, precisar sus elementos definitorios y, entre otras cuestiones, estudiar la manera en que el proceso funciona actualmente, marcado por un cambio de paradigma, con un funcionamiento de la sociedad donde el “modo comunicacional” toma presencia.

Emprender tal tarea es relevante adicionalmente pues, en tanto no se resuelva el andamiaje teórico de la Sociedad de la Información y el Conocimiento, resultará más difícil dibujar el andamiaje empírico para construirla. Hace falta, pues, pensar la Sociedad de la Información y el Conocimiento, bien para dotar de otro sentido a la expresión, bien para transformarla de manera acorde a los profundos procesos que tal condición conlleva.

¿Qué te pareció este post? Ayuda a mejorarlo con tus obervaciones

¡Compártelo en tus Redes Sociales!

La información que te presentamos es completamente sin ningún costo. Hemos invertido cientos de horas de investigación y estudio para ofrecerte la mejor información y material didáctico. Con un Like / Me gusta o simplemente compartiéndolo en tus redes sociales nos motivas a seguir trabajando para ti. ¡Te lo agradecemos mucho!