La motivación en la E-A

 
La motivación en la E-A
La motivación en la E-A

La motivación, necesaria para aprender, cumple un papel importante en un ambiente de aprendizaje, ya que influye en alguna medida en el proceso que lleva a cabo el estudiante. Almaguer (1998) nombra dos variables motivacionales, una es la motivación defensiva, relacionada con la ansiedad de acuerdo a la sensibilidad que se tenga a las amenazas, el nivel de ansiedad marca de muchas maneras el que el estudiante pueda realizar satisfactoriamente diferentes tareas, aquí las personas son guiadas por el temor, si hay fracaso pueden abandonar fácilmente la tarea. El segundo tipo es la motivación al logro, referida al deseo del éxito, donde hay una influencia de la esperanza, la respuesta al fracaso es positiva, trabajan con empeño en las tareas.

Poseer un aula de aprendizaje con todos los elementos necesarios no es garantía de un aprendizaje óptimo si esto no va de la mano con el clima que el docente genera, en donde se debe fomentar la participación de los estudiantes logrando incrementar así su autoestima (Lozano y Herrera, 2013). De esta manera no solo la parte física se relaciona con los ambientes sino también la parte emocional y relacional, estos aspectos se deben tomar en cuenta a la hora de llevar a cabo diversos procesos en el aula.

La autoestima también cumple un papel preponderante, ya que de acuerdo a su nivel atribuyen su fracaso a factores internos o externos, en el caso de las personas con una baja autoestima consideran las situaciones fuera de control y les cuesta sacar adelante los logros, en cambio las personas con una autoestima alta manejan de una manera mucho más equilibrada las adversidades a través de diversas estrategias que les permitan alcanzar el éxito (Almaguer, 1998). Al respeto el docente debe incentivar a sus estudiantes a través de diversas actividades en las que se evidencien sus esfuerzos y se tengan en cuenta sus particularidades.

El tomar conciencia de que todas las personas son diferentes y llevan ritmos de aprendizaje propios permitirá

al maestro contrarrestar el efecto de la educación pensada para el alumno promedio, a través de prácticas de individualización de procesos y estrategias para propiciar en el alumno la construcción de su conocimiento de acuerdo a su muy particular forma de percibirlo y codificarlo”

(Almaguer, 1998, p. 54).

Si se tomaran realmente en cuenta todos los aspectos arriba mencionados la educación sería mucho más solidaria con el estudiante partiendo de sus cualidades.

Morales (2011) en su estudio Aprendizaje, Motivación y Rendimiento en Estudiantes de Lengua Extranjera Inglesa”, hace referencia a la importancia de la motivación intrínseca para obtener mejores resultados en el aprendizaje de la lengua inglesa, hay una relación entre metas de aprendizaje y resultados a nivel académico. El autor recalca la necesidad de considerar no solo la parte cognitiva sino también diversos aspectos motivacionales como las percepciones y las creencias. Por otra parte nombra factores que orientan la conducta del estudiante, estos pueden ser situacionales o centrados en el propio estudiante, los primeros referidos a los contenidos, evaluación y en general el proceso de enseñanza-aprendizaje llevado en el aula; y los últimos relacionados con expectativas, intereses y demás representaciones mentales.

El autor además cita cuatro tipos de metas, que son: las metas de aprendizaje, enlazadas con la percepción de la tarea; las de rendimiento, unidas al logro de metas externas como la aprobación de los docentes; las metas orientadas a la valoración social, relacionadas con la imagen ante los demás; y las orientadas a la recompensa. Este estudio analiza así los factores motivacionales intrínsecos que inciden en el rendimiento de la asignatura de inglés, y tiene como objetivo el examinar la relación entre las variables “motivación académica del alumnado” y “rendimiento académico” y se plantea que los estudiantes con mayor motivación intrínseca obtendrán mejores resultados.

Se empleó un cuestionario de evaluación de metas académicas en donde los participantes evaluaban en una escala de 0 a 5 las razones por las que realizan esfuerzos en sus estudios logrando así identificar los tipos de motivación basados en las metas anteriormente mencionadas. También se consideró el rendimiento académico por medio de las calificaciones de los estudiantes. Los resultados arrojaron que los estudiantes que hicieron parte de la muestra les gusta el inglés y poseen una motivación intrínseca al querer obtener una mayor competencia, y por otra parte también estudian este idioma pensando en su utilidad en el futuro laboral, es decir orientados por la recompensa. En cuanto a la relación entre las variables de factores motivacionales y rendimiento académico se detectó que si el desempeño aumenta igualmente las metas, también se demostró que los estudiantes con miedo al fracaso poseen un rendimiento académico más bajo. La motivación fue así en un factor más que relevante en la presente investigación, ya que analiza cómo el desempeño académico del estudiante puede mejorar si se tiene una buena motivación, y es que no se trata solo de los resultados que puedan obtener sino de todo el proceso que se lleva, los medios son los que realmente generan ciertas actitudes y destrezas, desembocando finalmente en la obtención de buenos o malos resultados.

¿Qué te pareció este post? Ayuda a mejorarlo con tus obervaciones

¡Para continuar regalanos un LIKE!

Para continuar viendo la información dale Like aquí abajo y esta ventana se cerrará automáticamente en 5 segundos…

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On Pinterest