Gimeno Sacristán. La interacción en el aula.

 

INTERACCIÓN EN EL AULA (GIMENO SACRISTÁN)

La interacción en el aula es el primer factor para el hincapié de cada sesión de aprendizaje. Según la lectura dice, que nuestra primera comunicación dialógica es, en el núcleo familiar, cuando empezamos a interactuar con papá o mamá, hacemos preguntas y tenemos la inquietud por saber todo.

Después resuelves dudas y experiencias con tu vida personal, tu forma de pensar, relacionarte y convivir con los demás va cambiando, tu comportamiento ya no es el mismo de niño a jovencito, tus actos son descubiertos por tu manera de enojarte, reírte, ponerte triste y sobre todo, tu manera de expresarte con los demás.

Poco a poco te vas introduciendo con tu vida social, cultural, política y educativa. Te interesa saber, conocer, aprender más allá de lo que has vivido. Es aquí donde te involucras en tu nivel educativo.

Como lo indica la lectura de Sacristán, “el contexto educativo es la relación lingüística entre tus otros y el tuyo”, indagaras con tu profesor y compañeros. Tendrás el factor fundamental del habla y expresión dentro del salón de clases.

Convivirás con tus compañeros y profesores en los que te enseñaran a guiarte hacia tus metras preestablecidas o aspiraciones que tengas.

Dentro del aula, como lo dice la lectura  tu intervención con tus otros facilitara el desenvolvimiento y aprendizaje cuando te encuentres en cualquier contexto social.

Según la teoría piagetiana escrito en la lectura, el niño (a) nunca debe ser abandonado en el transcurso de su enseñanza, el docente debe ser el facilitador y protagonista de cada sesión de aprendizaje dentro del aula, es decir, la interacción con sus compañeros y de él.

Esto servirá, para que el alumno tenga control de su vida en cualquier actividad.

Para esto, Bruner indica que el proceso educativo es conformado por dos modalidades de pensamiento, pragmático, icónico o simbólico. El pragmático es un pensamiento que establece el intelecto del hombre, no para investigar o conocer la verdad si no para poder orientarse en la realidad.

El icónico o simbólico es la capacidad de crear y manejar representaciones simbólicas, es decir, la representación de una idea.

Con estas dos ideas de Piaget, Brunner y un poco de lo que nos dice Vigostky, la interacción en el aula tiene un mayor aprendizaje y es significativo para cualquier alumno. Además de tener un espacio de conocimiento compartido por los demás (compañeros y tutores).

En conclusión, la interacción en el aula debe ser un aprendizaje – sistemático, es decir, que no solo sea una causa si no el efecto de. Las actividades que organice el profesor deben ser retroalimentadas para el enriquecimiento de cada alumno.

El maestro debe y será el modelo de demostración instruccional y el alumno lograra la práctica y aplicación. Eso lograra una responsabilidad conjunta.

En concreto, el lenguaje en el aula es un vehículo a través del cual se transmiten los saberes escolares, un portador de formas particulares de comprender e interpretar la realidad y finalmente un contenido que debe ser aprendido por los alumnos para desempeñarse con eficiencia en el entorno escolarizado.

 

¿Qué te pareció este post? Ayuda a mejorarlo con tus obervaciones

¡Para continuar regalanos un LIKE!

Para continuar viendo la información dale Like aquí abajo y esta ventana se cerrará automáticamente en 5 segundos…

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Google PlusVisit Us On LinkedinVisit Us On YoutubeVisit Us On Pinterest