Gestión de Servicios y la Educación vista como un Sistema de Servicio (III)

 

La lógica basada en el intercambio de bienes, en la economía, se enfoca principalmente en la venta de un producto, muchas veces con un valor agregado (transformado por el proceso de manufactura) por el productor, donde lo más importante es colocarlo en el mercado para los clientes, los cuales tienen que encontrarle el valor al producto y consumirlo.

Las economías basadas en esta lógica de intercambio de bienes, como la nuestra, ponen su mayor esfuerzo en obtener materias primas mediante las actividades económicas como la agricultura, ganadería, minería, producción de madera, pesca, etc. Y quizás en muchos de estos puestos, México no ha visto la necesidad de tener personas educadas y capacitas en actividades profesionales, de tal manera que se deja a un lado la especialización y profesionalización en áreas a las cuales se les pudiera sacar mayor provecho si se ofreciera una verdadera educación de calidad y orientada a resolver los grandes problemas en estas actividades económicas clave. Estas actividades podríamos decir que detonaron las primeras ciudades en el mundo, ya que ayudador al ser humano a dejar de ser nómada para volverse sedentario. Muchos países, incluido México, hacen grandes inversiones (tal vez no incluido México) para detonar y explotar los recursos naturales con los que cuenta para poder consumirlos y exportar el excedente.

En mi punto de vista, si es muy importante ver que hay más allá de los servicios básicos y hacia donde se está moviendo el mundo, pero en lo personal me enfocaría más en donde nos encontramos como país, que nos hace falta, a que debemos apostarle más, que planes de estudio en todos los niveles nos pueden ayudar a cubrir las necesidades que estamos viviendo, que servicios estamos proveyendo y que etapas debemos ya comenzar a cumplirlas. Yo veo que México comienza a moverse poco a poco al sector de los servicios, pero aún no podemos pensar en dejar atrás el sector de la manufactura que es el que actualmente está manteniendo las familias mexicanas.

Lo anterior viene respaldado por el análisis que ha hecho Jeffrey Puryear, ya que menciona que el nuevo modelo económico mundial está basa en la apertura de las economías nacionales a la competencia internacional, la inversión extranjera, la innovación tecnológica, y a los equilibrios macroeconómicos. (Jeffrey Puryear, 1997). También nos dice que las economías abiertas, integradas al sistema global, como también lo menciona Fitzsimmons, requieren de una fuerza de trabajo internacionalmente competitiva con un énfasis en la ciencia y la tecnología. A mi parecer, la educación y la tecnología son la base de las sociedades más desarrolladas.

Fitzsimmons también nos comenta que las mayores economías en el mundo se han basado en los servicios, pero los gobiernos y universidades no se han metido a fondo en cuanto al estudio de los sistemas de servicio.

Fitzsimmons nos habla también de la naturaleza de la economía de servicios, y que debido a ésta, se ha ido moviendo de ser puramente transaccional a una experiencia basada en relaciones. Una de éstas es la experiencia de servicio del consumidor, la cual crea un valor agregado comprometiéndose y conectándose con el cliente de una manera personal. La segunda experiencia identificada por Fitzsimmons es basada en los servicios del negocio. El cual es derivado de la coproducción o colaboración que encontramos entre las empresas y negocios. (B2B – Business to business). La experiencia se da en tres dimensiones, la de co-creación de valor (cliente y proveedor), relaciones (personalización entre el cliente y el servidor), capacidad del servicio (capacidad para entregar el servicio bajo demanda). Esta idea de Fitzsimmon me lleva imaginarme como puede cambiar la relación profesor-alumno, profesor-padre de familia, padre de familia – alumno, profesor-sociedad, alumno-sociedad, padre de familia-sociedad. Son binomios que deberían colaborar juntos y cocrear una nueva experiencia para todos los actores en el sistema educativo en México. Fitzsimmon nos habla de la experiencia basada en los servicios del negocio por lo que surge la pregunta ¿deberíamos ver la educación como un negocio?

¿Qué te pareció este post? Ayuda a mejorarlo con tus obervaciones

¡Para continuar regalanos un LIKE!

Para continuar viendo la información dale Like aquí abajo y esta ventana se cerrará automáticamente en 5 segundos…

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Google PlusVisit Us On LinkedinVisit Us On YoutubeVisit Us On Pinterest