Dificultades en la comprensión lectora

 
Dificultades en la comprensión lectora
Dificultades en la comprensión lectora

Las dificultades en la comprensión lectora generalmente no están relacionadas con problemas neurológicos o sensoriales, sino con la motivación y poca dedicación a la lectura, González y Romero (2001) además afirman que tener un bajo estatus sociocultural también llega a influir al manejarse un lenguaje no muy completo y al haber poca exposición a ésta en diferentes ámbitos, ya que no solo es la escuela la responsable de ese proceso sino también los padres y el entorno en el que se desenvuelve la persona. En la ejecución de tareas relacionadas con la lectura a estos individuos les cuesta llegar a un significado global o incluso parcial, ya que no hay una verdadera comprensión de lo que se lee, solo decodificación del texto. En estas condiciones hay poco aprendizaje de la lectura.

Existen factores relativos a la persona y otros al contexto que pueden llegar a incidir en las deficiencias que presentan en la comprensión lectora (González y Romero, 2001). Algunos de los factores relacionados con el individuo son: problemas de tipo sintáctico y semántico en donde hay confusión de palabras y de su organización. La memoria a corto y largo plazo también es importante, así como la atención sostenida, el tener problemas con estos componentes puede perjudicar la comprensión al no existir un adecuado almacenamiento de información.

En cuanto a los factores relacionados con el contexto se destacan las relaciones entre estudiantes y docente, teniendo aquí en cuenta la manera en que se dispone la clase, la actitud y conocimientos del docente. También influye la exposición que se tenga a la lectura así como los materiales que se usan, ya que de estos depende en parte el rendimiento en diversas actividades. Es importante además la metodología y los objetivos que se tengan en la comprensión lectora para llevar a cabo procesos exitosos. Por otra parte la incidencia de las relaciones entre padres e hijos y las pautas educativas juegan un papel fundamental en el éxito o fracaso en la lectura, ya que la manera en que se lleva este proceso en casa y cómo se alienta a su desarrollo repercute directamente en las estrategias que se utilicen para superar las dificultades.

El tipo de lecturas inmotivadas (Zuluaga, 2008) y que son seleccionadas por docentes sin tomar en cuenta su conveniencia puede resultar incluso nocivo para los estudiantes, esto está muy relacionado con la poca contextualización que tengan, ya que cuando no hay puntos de referencia se puede perder la intencionalidad del ejercicio. También cabe señalar aquí que una redacción compleja que no esté al alcance de la racionalidad del estudiante es además un aspecto que debe ser analizado por el docente de acuerdo al grado y a la edad, también puede suceder al contrario, ya que presentar textos básicos que no representen ningún reto para ellos se torna tedioso y sin sentido. Otro punto fundamental es la obligatoriedad de las lecturas, ya que como bien lo afirma este autor puede provocar una predisposición hacia el texto y más si no hay una relación lúdica con éste.

Cardona (1999) nombra algunos problemas que enfrenta el lector al realizar este proceso en una lengua extranjera, como el inglés, en donde se resalta la falta de correspondencia entre el símbolo escrito y el sonido; también la falta de conocimiento de la lengua que se está adquiriendo, lo que ralentiza el proceso de comprensión y los hace totalmente dependientes, ya sea del diccionario o del docente. Otro problema que se puede presentar es que el estudiante no sea un buen lector en su lengua nativa y que por esta razón no pueda realizar un proceso adecuado en una lengua extranjera, o también puede suceder que sean lectores eficientes pero que se les dificulte utilizar las estrategias de lectura en otra lengua. Al respecto esta autora menciona que para comenzar un proceso de lectura el estudiante debe poseer un conocimiento lingüístico básico tanto a nivel gramatical como semántico y textual que le permita avanzar de manera efectiva.

Jiménez (2000) por su parte afirma que debido al vocabulario limitado que los estudiantes muchas veces tienen se pueden presentar problemas a la hora de comprender un texto, de ahí la necesidad del empleo de actividades adecuadas que permitan favorecer la adquisición de conocimiento. Para esta autora también es importante el escoger materiales de acuerdo al nivel de los estudiantes y a la complejidad lingüística que favorezcan el proceso de lectura. Por otra parte también se considera imprescindible el conocer el punto de vista del estudiante en cuanto a la lectura, guiarlos hacia el propósito de ésta y trabajar en la motivación de ser necesario a través del uso de diversas estrategias.

En 2007, Calderón, Carvajal y Guerrero realizaron el estudio “How to Improve Sixth Graders’ Reading Comprehension through the Skimming Technique” que más allá de centrarse en estrategias que docentes y estudiantes pueden utilizar en la lectura, se enfocaron en una técnica particular que puede de alguna forma facilitar el proceso lector, si pensamos en las estrategias probablemente el ‘skimming’ o técnica del vistazo sería simplemente una de las maneras de materializar la planeación, pero que tiene cierta relevancia en esta investigación al abordar la comprensión lectora desde una perspectiva un poco superficial. El objetivo principal del estudio fue familiarizar a los estudiantes con dicha técnica, la cual debe ser utilizada en varias oportunidades para lograr ser realmente efectiva, es decir, es un proceso rutinario, así, se diseñaron diferentes talleres que permitieran ponerla en práctica. Por medio de esta técnica se pretende obtener un sentido general de los textos sin ahondar mucho en las palabras desconocidas.

El desarrollo del proceso se dio a través de la aplicación de lecturas atractivas con el fin de incrementar la motivación de los estudiantes, todo a partir de la técnica del vistazo. Entre las actividades que se aplicaron se incluyó el completar espacios relacionados con el tema principal y subrayar palabras en inglés similares al español con el fin de familiarizar al estudiante con el texto. El completar tablas y gráficos también fue útil para inferir significados. Posteriormente a través de un cuestionario se evidenció que las actividades fueron de gran ayuda en su proceso lector. Se encontró que los estudiantes estaban muy motivados y dispuestos a dar respuestas cuando fuera necesario, además se reflejó un alto nivel de comprensión por parte de ellos.

Los estudiantes lograron utilizar de manera efectiva la técnica del vistazo con los fines propuestos, siendo ésta útil no solo en el inglés sino también en otros idiomas. A pesar de que es solo una técnica fue un proyecto interesante, ya que muchas veces el no tener el léxico necesario incide bastante en la comprensión y más si nos referimos a una lengua que apenas se está adquiriendo, de esta manera se evidencia que por lo menos de manera superficial esta técnica puede ser de ayuda en el proceso llevado por el estudiante.

Por otra parte en el estudio “Las estrategias utilizadas para la lectura en español como primera lengua y en inglés como lengua extranjera” realizado por Rosas en el año 2012, realiza un análisis interesante en cuanto al tipo de estrategias de lectura empleadas en situaciones variadas, tanto en inglés como en español, evidenciando así diferencias y similitudes en los procesos, también se enfoca en el momento (antes, durante o después) en el que los estudiantes deciden utilizar dichas estrategias. En la descripción de los momentos, tomando como base a Solé (2000, citado en Rosas, 2012), la autora de este estudio hace referencia a la importancia de la primera fase de la lectura, es decir, el antes, ya que es en este momento en el que se activan los conocimientos previos y se establecen diversos objetivos, para luego verificar predicciones, y al final precisar y evaluar el proceso lector.

En el estudio se emplearon métodos cualitativos y cuantitativos, como la entrevista semiestructurada, la observación y dos pruebas de comprensión lectora, una en inglés y la otra en español, ambas relacionadas con el mismo tema. En las lecturas realizadas en español e inglés se evidenció que las estrategias utilizadas en la primera fase fueron de activación de conocimiento previo, anticipación y predicción del texto, al tener los participantes conocimientos del tema. En la segunda y tercera fase los estudiantes emplearon la contextualización e identificación de ideas principales así como el reconocimiento de la estructura textual.

La diferencia presentada se ubicó en la segunda fase ya que los participantes hicieron uso de diccionario para buscar palabras desconocidas en inglés y poder contextualizarlas. Con base en ambos textos debían elaborar resúmenes, en el caso de la lectura en inglés omitieron información importante a la hora de expresar ideas. Las dificultades presentadas en la segunda lengua se relacionaron con el poco uso que hacen de esta lengua en su cotidianidad, lo que evidencia que el utilizar una misma estrategia no asegura su efectividad.

¿Qué te pareció este post? Ayuda a mejorarlo con tus obervaciones

¡Para continuar regalanos un LIKE!

Para continuar viendo la información dale Like aquí abajo y esta ventana se cerrará automáticamente en 5 segundos…

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On Pinterest